Nutrición

LA DIETA PREPARTO: IMPACTO EN LA PRODUCCIÓN Y REPRODUCCIÓN

El nacimiento de una nueva ternera significa el inicio de un nuevo ciclo productivo de leche. Sin embargo, este ciclo tiene relación con prácticas posteriores al parto, como mantener una adecuada condición corporal (3 – 3,5 en escala de 1 al 5) durante el proceso de secado, e implementar una dieta específica 21 días antes del parto. Ejecutar estas u otras prácticas puede marcar la diferencia.

Es importante considerar que las últimas semanas de gestación (los últimos 30 días), las vacas sufren varios cambios fisiológicos y nutritivos. El consumo de alimento disminuye considerablemente, por lo que debemos garantizar el suministro adecuado de nutrientes en el limitado consumo de Materia Seca.

Como alternativas nutricionales en dietas preparto, actualmente se utilizan sales aniónicas y/o subproductos. La idea es aumentar el suministro de cloruros y sulfatos, mientras se restringe el consumo de potasio y sodio. Con esto se espera obtener un Balance Energético Negativo (BEN), con el objetivo de incentivar la liberación de calcio de las reservas corporales y así preparar al animal para la gran demanda que tendrá luego del parto, debido a la producción de calostro, leche y recuperación corporal necesaria para el próximo ciclo reproductivo.

La hipocalcemia no es más que un déficit de calcio en sangre, debido a la gran demanda del mismo en la alta producción de leche. Es uno de los problemas fisiológicos más comunes en los días posteriores al parto. Si no se trata oportunamente, predispone al animal a contraer otros problemas como retenciones de placenta, metritis, cetosis o mastitis, que a su vez, causan pérdidas productivas y retrasan los protocolos de reproducción.

En varios ensayos realizados con dietas preparto por técnicos de PRONACA, se ha evidenciado que, si se maneja adecuadamente la dieta en esta etapa, se disminuye hasta un 5% y 12 % la presencia de mastitis y metritis, sin contar la disminución de vacas caídas por hipocalcemias clínicas.

Estos factores se suman al incremento de producción de leche al arranque y pico de lactancia, consiguiendo además mayor persistencia de la curva de producción. En cuanto al tema reproductivo, debido a que se redujeron las retenciones de placenta y metritis en vacas con dieta preparto, se evidenció una evolución uterina más rápida, por lo que se redujeron los días abiertos y disminuyó el número de pajuelas por preñez.

Todo lo antes mencionado nos reitera la importancia de manejar adecuadamente dietas Preparto en nuestras explotaciones lecheras en toda ocasión.

que es nsa

¿Qué es NSA?

Más 30 años dando soluciones innovadoras en nutrición salud y sanidad.

ver más

También te puede interesar

LA DIETA PREPARTO: IMPACTO EN LA PRODUCCIÓN Y REPRODUCCIÓN

Una vaca en estado de preñez necesita nutrientes específicos para culminar con esta etapa adecuada [ ... ]

NutriciónVer más
DESINFECTANTES ALIADOS EN LA PRODUCCIÓN

La limpieza y desinfección de las superficies que han estado en contacto con animales o materias or [ ... ]

SaludVer más
GESTACIÓN GRUPAL: UNA CUESTIÓN DE BIENESTAR ANIMAL

Es una normativa de crianza que garantiza que las cerdas se mantengan en óptimas condiciones de sal [ ... ]

SaludVer más